Francis Fukuyama contra la economía dominante

Off Topic

07.04.2019 a las 23:13 hs 10 42 0

Contra el "fetichismo de los derechos de propiedad" (término de Fukuyama)




"La teoría que vincula los diferentes componentes del estado de derecho con el crecimiento económico es empíricamente cuestionable y se vuelve doblemente cuestionable cuando se proyecta sobre las sociedades que existían bajo las condiciones económicas maltusianas".

"En una economía maltusiana donde el crecimiento intensivo no es posible, los fuertes derechos de propiedad simplemente refuerzan la distribución existente de los recursos. La distribución real de la riqueza es más probable que represente condiciones de partida fortuitas o el acceso de los propietarios al poder político que la productividad o el trabajo duro... los rígidos defensores de los derechos de propiedad a menudo olvidan que la distribución existente de la riqueza no siempre refleja la virtud superior de los ricos y que los mercados no siempre son eficientes".

Fukuyama, al hablar de la China contemporánea, escribe que un estado de derecho "suficientemente bueno" es a menudo suficiente para un rápido crecimiento económico. Además, la tecnología es mucho más importante que los derechos de propiedad. Fukuyama señala que, en un mundo maltusiano, ningún derecho de propiedad le proporcionará un excedente económico; pero el desarrollo tecnológico sí lo hará.

Estos comentarios son claramente una crítica de los puntos de vista de Daron Acemoglu y James Robinson en, entre otras obras, Why Nations Fail; pero también de un número de economistas que, en un tipo de historia de tipo Whiggish, consideran la protección de los derechos de propiedad como un factor casi único, o suficiente, necesario para asegurar el crecimiento económico. En general, los historiadores económicos han estado mucho menos convencidos de ello.

Contra Hayek

Fukuyama critica el ahistoricismo de Hayek, es decir, la suposición, frecuentemente expresada en el trabajo de Hayek, de que el derecho consuetudinario inglés surgió completamente a través de una coordinación descentralizada "espontánea". Esto es rechazado por Fukuyama, quien argumenta que, sin un Estado fuerte, el derecho consuetudinario nunca habría existido.

Aquí está el punto clave:

"Hayek simplemente se equivocó sobre algunos de sus hechos históricos". "La evolución posterior del derecho consuetudinario podría haber sido un proceso espontáne; pero su existencia como marco para la toma de decisiones jurídicas requería un poder político centralizado para su creación".

Y también,

"Este es el punto que Hayek y sus seguidores libertarios no ven: el derecho consuetudinario puede ser obra de jueces dispersos, pero no habría surgido en primer lugar (...) sin un Estado fuerte y centralizado".

Contra Mancur Olson


Fukuyama también discrepa con Mancur Olson. La crítica se hace en el contexto de la discusión que trata de explicar por qué el absolutismo chino, que no estaba limitado por el estado de derecho ni por la rendición de cuentas, sólo imponía impuestos muy limitados a la ciudadanía. Fukuyama da varias razones, incluyendo las dificultades de delegación y control sobre un dominio extenso, "satisfacer" en lugar de maximizar el comportamiento, etc.

Aquí está Fukuyama:

"El único problema con la teoría de Olson es que no es correcta. Los gobernantes de las sociedades agrarias tradicionales a menudo no gravaban a sus súbditos con una tasa de maximización muy cercana a la de Olson".

"La suposición de que cualquier gobernante querría maximizar los ingresos refleja la suposición común de la economía moderna de que la maximización es una característica universal del comportamiento humano. Pero esta es una proyección anacrónica de los valores modernos hacia atrás en una sociedad que no los compartía necesariamente".

Contra el modelo de elección racional


El argumento de Fukuyama es que los seres humanos son seres sociales; nunca existieron en un estado pre-social, y la cooperación no es meramente el producto de que ellos se den cuenta de que, en algunos casos, están en mejores condiciones cooperando. La cooperación, parece decir Fukuyama, está "alambrada", ya que los humanos siempre fueron "animales sociales".

"... un modelo de elección racional de la acción colectiva en el que los individuos calculan que estarán en mejor situación si cooperan entre sí, subestima ampliamente el grado de cooperación social que existe en las sociedades humanas y malinterpreta los motivos que subyacen en ella".

"El interés propio racional es totalmente inadecuado para explicar el grado de cooperación social".

Contra Amartya Sen


Sólo una frase para decir que la democracia india actual no se basa en una historia de democracia en los estados indios, sino en el hecho de que el fragmentado sistema de gobierno indio, con los "frenos y contrapesos" ejercidos por los brahmanes sobre los gobernantes, nunca permitió el surgimiento del absolutismo. No había historia de democracia en la India; pero, lo que es más importante, nunca hubo una base social para la tiranía.

"Esta es una visión muy superficial de la política india contemporánea. No es que la democracia en sus manifestaciones institucionales modernas esté profundamente arraigada en antiguas prácticas indias, como han sugerido observadores como Amartya Sen. Más bien, el curso del desarrollo político indio demuestra que nunca existió la base social para el desarrollo de un Estado tiránico que pudiera concentrar el poder, para llegar profundamente a la sociedad y cambiar sus instituciones sociales fundamentales".

Yo no comprender mucho español todavía

Posteado por:

Ivan_Drago

Moderador

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!

Posts Relacionados:

  • LGTB piden boicotear el festival de Eurovisión en Israel
  • Laura Alonso: "No sé si Cristina va a ir presa, pero ..."
  • 10 diferencias entre empleados y emprendedores
  • Francis Fukuyama contra la economía dominante
  • Cómo crear una marca global exitosa
  • En 2018 el gobierno gastó 2250 millones en publicidad oficial
  • ¿Cómo saber cuando te sirven un buen café?
  • Distorsión en los medios gráficos
  • Argentina y Japón continuan confundiendo a los macroeconomistas
  • ¿Qué tan libre es la economía Argentina?