Cuando era creyente

Literatura

27.12.2018 a las 02:20 hs 20 153 0

Cuando era creyente me enseñaron que hay que amar sobre todas las cosas, dejar al amor fluir, pero después en la misa los vi firmar una petición contra el casamiento de parejas homosexuales.



Me enseñaron que hay que respetar a todos y luego los oía criticar a los demás por ser como son, por no ser ellos.

Cuando era creyente me vendieron un cielo y un infierno, un bien y un mal. Me vendieron que los que abusaban del alimento, los que amaban el dinero, los que amaban el sexo, los vagos, los codiciosos y los soberbios tenían el infierno asegurado. Después conocí gente que comía en exceso y eso no los volvía malos porque realmente tenían un problema, conocí gente que amaba tener sexo y tampoco eran malos, conocí avaros que aunque no me parecieran agradables, no siempre eran malos.

Conocí mucha gente que me hizo cuestionar eso. También me vendieron que una vida de servidumbre hacia Dios y el cumplimiento de sus normas aseguraba un cielo. Y si esas reglas no existieran ¿serían ellos buenos? ¿Mantiene la religión su maldad en pausa?. Conocí muchísima gente de la Iglesia que no cumplía los valores, después te enteras que la misma persona que se sentaba primero, en el primer banco, después al llegar a casa muele a palos a su mujer. O que la chica que dice que todos somos iguales ante Dios descalifica a otras por cómo se visten, con quién andan, de qué trabajan. 

 Conocí gente buena dentro de la iglesia, no lo niego, hay algunas personas que realmente lo hacen con el alma y quieren al prójimo. Pero notas que la mayoría están simplemente por miedo de un "castigo", de un sufrimiento eterno, del fuego abrasador. Miedo de una condena que sin la religión no existiría. Pero aún así no tienen amor a su doctrina y actúan con hipocresía. Vi como cada vez que había misa pedían plata o limosna o lo que sea, y si no donabas porque a veces no tenías te miraban tan mal, como diciéndote Rata inmunda, con la mirada. 

Vi gente también "religiosa", a favor de la vida como María dio su Sí, obligar a sus hijas adolescentes a abortar, hijas de las cuales algunas sí quieren ser mamás. 

Después de ver todo lo malo de ella, no pude ver lo bueno, porque descubrí mas cosas malas de las que yo creía buenas. Ya había tomado la comunión que para mi ERA OBLIGATORIA sólo por ir a un colegio católico (que sinceramente me mandaron ahí porque era mejor que otros colegios de la zona). Tomé la confirmación porque me gustaba el ámbito de la catequesis. Y me arrepiento porque pese a que tenía 13 años, cuando terminé noté que... Los catequistas también pueden ser muy hipócritas, más cuando los conoces. Me volví atea cuando tuve la suficiente convicción sobre lo que me estaba planteando. Y de verdad no tenerle miedo a las normas idiotas que nos impusieron en el colegio y en catequesis me hizo más feliz. Porque empezaba a comprender mas, a cuestionar más. Y a pensar más sobre todo. Y bueno, eso fue todo por esta vez

Hello.cande:v

Posteado por:

CandeA

Usuario Recomendado

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!

Posts Relacionados:

  • Cuando era creyente